AEF Abogados Asesorí­a Jurídica · Alberto Ebrat | DIVORCIO DE MUTUO ACUERDO
16608
single,single-post,postid-16608,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-7.6.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.6.2,vc_responsive

24 Dic DIVORCIO DE MUTUO ACUERDO

Divorciarse de mutuo acuerdo es relativamente sencillo y mucho más económico que un divorcio contencioso. Para empezar el coste del abogado y del procurador será el mismo para ambos cónyuges y por lo tanto el importe que habrá que satisfacer será mucho más barato que si el divorcio fuera contencioso. Sólo hay que cumplir tres requisitos para poder divorciarse y que son los siguientes: Que hayan transcurrido más de tres meses desde la celebración del matrimonio, salvo que se acredite la existencia de un riesgo para la vida o la integridad física, la libertad, la integridad moral o la libertad sexual del cónyuge demandante o de los hijos de ambos o de cualquiera de los miembros del matrimonio. Que se solicite por ambos cónyuges de mutuo acuerdo o por uno de ellos con consentimiento del otro, y Que se acompañe a la solicitud o demanda de divorcio una propuesta de convenio regulador que deberá contener los siguientes extremos:

  • La atribución y ejercicio de la guarda y custodia de los hijos menores. Las posibilidades de atribución y ejercicio de la guarda y custodia de los hijos menores son generalmente dos: Guarda y custodia ejercida en exclusiva por uno de los progenitores, que es la regla general, pero con un amplio régimen de visitas para el progenitor no custodio. Y guarda y custodia ejercida de forma compartida por ambos progenitores. Supone la atribución a ambos progenitores de la guarda y custodia del hijo menor por periodos alternos y sucesivos de duración igual o similar.
  • El régimen de comunicación y estancia de los hijos con el progenitor que no viva habitualmente con ellos y también si se considerase necesario el régimen de visitas y comunicación de los nietos con sus abuelos.
  • La atribución del uso de la vivienda y el ajuar familiar.
  • La contribución a las cargas del matrimonio y alimentos a favor de los hijos, así como sus bases de actualización.
  • La liquidación del régimen económico matrimonial, cuando proceda. No obstante, actualmente y debido a la crisis que estamos sufriendo, se suele indicar en el convenio regulador que se pospone dicha liquidación para otra fecha. Esto se hace, entre otras razones, para evitar mal vender los bienes comunes.
  • La pensión compensatoria al cónyuge al que el divorcio produzca un desequilibrio económico en relación con la posición del otro.

Junto con la demanda o solicitud de divorcio y el convenio regulador habrá que adjuntar la certificación de la inscripción del matrimonio y en su caso las de inscripción de nacimiento de los hijos. Para presentar la demanda, es necesario abogado y procurador, que puede como ya hemos comentado más arriba serán los mismos para ambos cónyuges siempre que el divorcio sea de mutuo acuerdo. Será competente para conocer de las solicitudes de divorcio de mutuo acuerdo el Juzgado de Primera Instancia del lugar del domicilio conyugal.

En caso de que los cónyuges residieran en diferentes partidos judiciales, será competente de mutuo acuerdo, el Juzgado de Primera Instancia del último domicilio del matrimonio o el del domicilio del demandado.

Una vez presentada la solicitud o demanda se trata de un procedimiento rápido .El juez nos pedirá que comparezcamos en el Juzgado para ratificar por separado la solicitud y el convenio regulador, en el plazo de una o dos semanas desde la presentación. Si hubiera hijos menores, solicitará informe del Ministerio Fiscal sobre los términos del convenio regulador que se presentó para saber si es o no es dañoso para los hijos o gravemente perjudicial para uno de los cónyuges. Si considera que no es justo (en todo o en parte), concederá un plazo de 10 días para proponer un nuevo convenio, limitado, en su caso, a los puntos que no hayan sido aprobados. Presentada la nueva propuesta o transcurrido el plazo concedido sin hacerlo, el Juez resolverá concediendo o denegando el divorcio, atendiendo siempre al interés familiar.

En los divorcios de mutuo acuerdo, la práctica de oir a los hijos menores si tienen suficiente juicio y son mayores de 12 años es una práctica que no se lleva a cabo porque no hay necesidad de traumatizar al menor.

Finalmente la sentencia de divorcio pasará al Registro Civil para que se haga efectiva y el procurador solicitará testimonios de la misma al Secretario Judicial, testimonios que posteriormente se entregan a los cónyuges por si la pudieran necesitar para otros asuntos.

No obstante cada proceso de divorcio tiene sus peculiaridades por lo que si estuviera interesado en ampliar información acerca del divorcio de mutuo acuerdo no dude en contactar con nuestra Asesoría y gustosamente le informaremos con más detalle.