AEF Abogados Asesorí­a Jurídica · Alberto Ebrat | COMO RECLAMAR EN UN HOTEL
16592
single,single-post,postid-16592,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-7.6.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.6.2,vc_responsive

24 Dic COMO RECLAMAR EN UN HOTEL

No son raras las ocasiones en las que nos hemos encontrado con sorpresas e inconvenientes desagradables como usuarios de aquellos Hoteles en los que nos hemos hospedado durante nuestras vacaciones.

Dichas sorpresas pueden ser causa de una deficiente calidad del servicio y de las prestaciones recibidas durante la estancia que nada tienen que ver con las que se hacían constar en la publicidad recibida ni en las que constan en la confirmación de la reserva.

En dichas ocasiones debemos de ejercer nuestro derecho como consumidores a reclamar el servicio y las características que se nos ofrecieron cuando realizamos la reserva.

Lo más recomendable en principio es poner inmediatamente en conocimiento de la Dirección del Hotel o del personal encargado, el deficiente servicio recibido y exigir una compensación por ello.

Por ejemplo, si nos han asignado una habitación que no coincide con las características que en su día nos ofrecían (Carece de balcón, no es silenciosa, no tiene Jacuzzi, es interior y no exterior, está sucia, una boda que se celebraba en uno de sus salones no nos ha dejado dormir, etc.), lo correcto sería que el hotel nos ofreciera la posibilidad de cambiar a una habitación con las características ofertadas.

O si por ejemplo hemos decidido comer o cenar en su restaurante y la rapidez del servicio ha dejado mucho que desear, bien por falta de personal, o bien por una mala calidad de la comida, lo correcto sería elevar la queja al responsable del servicio y solicitar una compensación por el inadecuado servicio recibido.

Estas compensaciones por servicios inadecuados o por su inexistencia a pesar de que sin embargo si se ofrecían en la reserva pueden ser muy variadas: Rebajas en el precio de la habitación o de la comida o cena, estancias adicionales gratuitas, invitaciones a servicios no incluidos o que requieran pago (Piscina, Spa, etc.), cambios a habitaciones de categoría superior.

En caso contrario, y ante la imposibilidad o negativa del hotel a facilitarnos una compensación deberemos pedir la hoja de reclamaciones y rellenarla de manera adecuada haciendo constar en la misma todos los datos que se le solicitan y escribiendo de forma clara y concisa su reclamación, sea muy concreto. El espacio es muy reducido.

Por último, no olvide guardar todo la documentación que pueda servirle como prueba en su reclamación: Folletos, confirmaciones de reserva, comunicaciones por correo electrónico con el personal del hotel, hojas de registro, resguardos, publicidad, hacer una captura de la página web, etc., etc. Y recuerde que en el mundo actual la tecnología puede facilitar mucho nuestra actividad probatoria.

Como conclusión no olvide que el texto refundio de la Ley General de Consumidores y Usuarios establece que el contenido de la oferta, promoción o publicidad, las prestaciones propias de cada bien o servicio, las condiciones jurídicas o económicas y garantías ofrecidas serán exigibles por los consumidores y usuarios , aún cuando no figuren expresamente en el contrato celebrado o en el documento o comprobante recibido y deberán tenerse en cuenta en la determinación del principio de conformidad con el contrato.

En AEF Abogados estamos a su disposición para aclararle y ayudarle en todos aquellos aspectos necesarios para llevar a buen puerto su reclamación. No dude en preguntarnos. Le ayudaremos en la redacción de su reclamación tanto en San Sebastián como en España y en el extranjero.